Romería a la Virgen de Jaraba

Esta romería realizada por los vecinos de Cubel se hacía el sábado de la Pascua de Pentecostés, haciendo noche allí y permaneciendo el domingo hasta el regreso, tras la comida.

Este día sólo acude el pueblo de Cubel, aunque a este santuario acuden, en otros días, otros pueblos: Campillo de Aragón, Ibdes, Fuente del Salz o Jaraba.

Antes se iba en caballerías y andando por muy malos caminos y costaba 4 o 5 horas. Muchos romeros hacían la promesa de ir andando descalzos a Jaraba, «por que lo habían ofrecido a la Virgen». Ahora se va sólo el domingo con los coches y algún autobús, y se congrega mucha gente. En el año 2010 se recuperó, por parte de un grupo de gente de Cubel, la marcha a pie hasta Jaraba, haciendo noche allí.

Antaño, el ayuntamiento ponía dos botos de vino, uno se llevaba a Jaraba y el otro se quedaba en Cubel. La gente llevaba comida (conserva, jamón, tortilla,…) y antaño algo de somarro. Se hacía noche en la ermita de Jaraba, había música y se bailaba toda la noche, apenas se dormía y los que se quedaban a dormir lo hacían «encima de la cantera» con unas mantas.

Por la mañana del domingo se celebraba misa cantada y se cantaban los gozos a la Virgen de Jaraba. Tras la misa y la comida se regresaba a Cubel pasando antes por el peirón de la Virgen de Jaraba, al que se le daba una vuelta y se cantaban Vivas a la virgen de Jaraba. Al empezar a bajar el cerro los que se habían quedado en Cubel salían a buscarlos. La procesión con los romeros y los del pueblo se juntaba en el peirón de San Fabián y San Sebastián (arreglado por la familia Cebrián) y se subía cantando a la iglesia. Al volver de Jaraba siempre se traían flores y botijas, pues así lo marcaba la tradición.

Fuente: Xilocapedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *